En San Valentín ven a Irlanda para enamorarte

Especial San Valentín en Irlanda

Irlanda puede ser ese destino perfecto que buscas para celebrar San Valentín, porque aquí, por ejemplo, encontrarás paisajes espectaculares donde declararte a tu pareja, o por qué no, que la flecha de cupido acierte en tu corazón.

Acantilados de Moher novios San Valentin

El origen de San Valentín

El día de los enamorados, como también se suele decir, tiene mucha historia detrás y se tiene constancia de que la primera vez que se celebró fue el 14 de febrero del año 494.

Esta fiesta ha pasado por muchas etapas, pero la versión más conocida por todos es la leyenda que cuenta que San Valentín era un cura que en secreto casaba a los soldados durante el mandato en Roma de Claudio II, entre los años 268 y 270.

En esta época el cristianismo estaba perseguido, pero además, el emperador romano pensaba que los soldados combatían mejor si no tenían hijos, algo que a San Valentín no le gustaba nada y se arriesgaba uniendo en matrimonio a aquellos que así lo querían, pero de forma secreta, claro.

San Valentín acaba decapitado

Pronto Claudio II se enteró de lo que hacía y mandó llamarle. Al principio tan solo quería darle un escarmiento, pero por presiones externas mandó decapitarle. La leyenda comienza a ser aún mayor cuando, estando en prisión, San Valentín se entera de que la hija del juez de la prisión es ciega. Y lo que hace es pedir a dios que la haga ver. El mismo día que llevaban a San Valentín a cumplir la pena éste le dio una hoja a la joven con algún apunte. Ella abrió el papel con cara de asombro, pues no podía ver, pero por gracia divina recobró la vista y leyó lo que allí ponía.

Como agradecimiento por devolverle la vista, plantó un almendro justo al lado de su tumba. El almendro en flor es espectacular por su colorido rosado y simboliza el amor y la unión.

Un final agridulce que ha gustado tanto que ha perdurado hasta nuestros días.

Restos de San Valentín en Dublín

Lo que a lo mejor no sabías es que una parte de los restos de San Valentín se encuentran en una iglesia católica de Dublín, la conocida como Whitefriar Street Carmelite Church, en la calle Aungier número 56.

Restos San Valentin en Dublín

Allí tienen un altar, que puedes visitar, en honor a San Valentín con un cofre de madera en el que se guardan esos restos y que fue regalado por el papa Gregorio XVI al cura irlandés y carmelita John Spratt en 1835.

Spratt visitó Roma y su gran oratoria cautivó al papa que quiso regalarle este relicario que lleva en su interior un recipiente con la sangre del patrón de los enamorados.

Este cofre aún conserva el sello papal y en una de sus láminas de oro se puede leer lo que contiene en su interior.

Son muchos los jóvenes dublinenses que se acercan hasta Whitefriar con devoción para pedirle a San Valentín encontrar pareja, o incluso hay novios que llevan sus anillos para que los bendiga el párroco. Y además, el 14 de febrero se celebra en esta iglesia recordando al santo patrón en sus misas y plegarias.

El día de los enamorados, una fiesta de todos

Pero no solo los cristianos celebran este 14 de febrero, si no que en todo el mundo es un día reconocido como un momento de amor y unión, sin tener en cuenta sexo o religión.

En nuestras excursiones en Irlanda hemos vivido muchas declaraciones de amor, no sabemos muy bien si por sus paisajes bucólicos.

Acantilados de Moher corazón de enamorados

Foto de Ana María Sánchez Andreu

Una en concreto fue en los acantilados de Moher. Qué mejor lugar para hacerlo, ¿verdad?

Otra vez fue en uno de nuestros autobuses. Allí, delante de todos, un chico galante pedía la mano de su amada, y la respuesta fue ¡¡¡Sí!!!

Así que, anímate y da una gran sorpresa a tu pareja por San Valentín viajando a la isla esmeralda. Elige uno de nuestros preciosos destinos y deja que la magia haga el resto.

Y tú que vienes sin compañía, ¿por qué no encontrar el amor de tu vida en Irlanda? Nunca se sabe. Love is in the air.

Este año hemos preparado un circuito al que te puedes unir, de 5 días y 4 noches, del 13 al 17 de febrero, que incluye hotel en Dublín, excursiones a las montañas de Wicklow y los acantilados de Moher, así como una ruta de pubs para que puedas probar los whiskeys de la zona y diferentes cervezas. También se incluyen los traslados del aeropuerto al hotel y del hotel al aeropuerto, así como una panorámica de Dublín el segundo día. Pincha en Circuito de San Valentín para ver toda la información.

Si para este año llegas tarde para planificar tu San Valentín, no te preocupes que para el año que viene podrás disfrutarlo, con excursiones o con un gran circuito para esta fecha.

Sin comentarios

No hay comentarios